¿Sos de los que creen que no necesitan de un profesional para las fotografías del sitio web? ¿Que al contar con una buena cámara podes sacar fotos de calidad para un catálogo?

A veces pecamos al pensar que la gente no mira tanto o “no sabe de fotografía” y entonces utilizamos una imagen pobre con tal de salir del apuro. Pensamos: ¿Cuál puede ser el problema? Simplemente que esto afecta a nuestras ventas de forma negativa.

No importa lo que estemos ofreciendo ni dónde, una fotografía de baja calidad nos puede crear una mala reputación y con esto, perder posibles clientes.

Es cierto que gran parte de la gente “no sabe de fotografía”, pero ¡vivimos en un mundo donde lo visual es cada vez más protagonista! En una era donde la comunicación, la publicidad, el marketing y las redes sociales juegan un papel cada vez más importante a la hora de vender, la imagen de marca lo es todo, y esto incluye las fotografías que muestran nuestros productos, servicios, instalaciones, equipos, etc..

Todo lo que publicamos forma parte de nuestra identidad de marca, y todo ello COMUNICA  

Para comenzar a atraer clientes, es preciso detenerse a pensar en nuestro contenido visual. ¿Tiene la calidad con la que nuestro segmento de mercado se identifica? ¿Tiene en cuenta las nuevas tendencias de consumo?

Una vez que entendemos esto, es preciso ponernos a trabajar en generar un banco de imágenes propio, acorde a lo que queremos comunicar, y siempre debemos trabajar las fotografías en alta resolución. Inclusive si nuestra marca es exclusivamente virtual, porque contar con imágenes de alta resolución nos aporta mayor flexibilidad, ya que podemos reutilizar las imágenes cambiando, por ejemplo, el encuadre. Y a la hora de generar diferentes (¡y muchos!) posts para campañas en redes sociales, esto se torna crucial. Los usuarios no tienen paciencia y se aburren enseguida. Presentarles imágenes de calidad y variadas, es esencial para mantenerlos interesados en nuestra marca.

Ahora bien, contar sólo con una alta resolución no lo es todo. Es muy importante el encuadre, la luz, la jerarquía de los objetos/sujetos en la imagen, el enfoque… A esto es a lo que nos referimos con “imágenes de calidad”.

La toma fotográfica es esencial a la hora de querer vender

Tomemos como ejemplo el material visual con el que nos encontramos usualmente en Mercado Libre: muchas veces los usuarios cargan imágenes que fueron tomadas sin tener en cuenta el balance de blancos, la apertura de diafragma, el tiempo de obturación… Y si bien hoy por hoy cualquier cámara básica nos ofrece una buena calidad de imagen, al igual que algunos celulares, que en modo automático corrigen estas cuestiones, siguen fallando con el encuadre, el fondo, la luz, las sombras, que terminan por desmerecer el producto. Inclusive con una cámara profesional, sin la visión y entendimiento de un fotógrafo experimentado, las fotos pueden ser mediocres.

Leer  ¿Las redes sociales son influyentes en nuestras decisiones de compras?

Y no hay que olvidar que en la era virtual los clientes no pueden tocar ni apreciar un producto como lo harían en persona, por lo que es esencial ¡pensar la fotografía antes de tomarla!

Ponerse en el lugar del usuario es un excelente ejercicio: ¿qué hacemos nosotros cuando nos encontramos con una galería de imágenes de mala calidad? Personalmente no duro ni 1 minuto; cierro la ventana y busco en otro lado.

Una mala fotografía habla de un mal producto, de una marca descuidada. Incluso si no es verdad, así lo percibimos.

Esto se ve mucho en el caso de las Pymes, donde un emprendedor que se toma mucho trabajo en pensar, diseñar y crear un producto, eligiendo meticulosamente los materiales, texturas, formas, y colores, al utilizar fotos de mala calidad está perdiendo toda esta información. No comunicar todo este esfuerzo, da como resultado la idea de improvisación.

Lo ideal, y aconsejable, es recurrir a un fotógrafo profesional especializado en lo que estamos precisando (¡el sueño de todo diseñador!). Pero a veces no contamos con presupuesto y queremos sacar las fotos nosotros mismos. Para ambas situaciones, hay que tener en cuenta ciertos aspectos. Sí, aunque contratemos al mejor de los fotógrafos, tenemos que decirle qué queremos “contar”. Y acá entramos en un punto decisivo: el “contenido”.

buena fotografia ventas

Aquí podemos apreciar un claro ejemplo. Las dos imágenes presentan la misma mesa. Pero dime la verdad, si estarías interesado en una pequeña mesa para adornar tu espacio, ¿comprarías, a simple vista, la mesa de la imagen izquierda?

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de tomar una fotografía?

Lo primero es definir el objetivo de las imágenes, y en base a ello establecer las necesidades de comunicación. Esta decisión condicionará el tipo de tomas a realizar:

Leer  Cómo mejorar la presencia e interacción en Twitter

No es lo mismo el contenido visual de una tienda online, que el de un brochure institucional, un folleto, o un catálogo impreso. Para esto necesitaremos fotografías de producto.

Como tampoco lo es si lo que buscamos es transmitir la filosofía y esencia de nuestra marca. En este caso necesitaremos tomas de interiores, con el equipo de trabajo, las instalaciones, los recursos y equipamiento.

Preguntarse: ¿Qué quiero mostrar? ¿Cómo lo quiero mostrar? ¿Con qué fin? ¿Para quién?

Primero compramos con la vista.

La capacidad de comunicación de una imagen de marca, como de una fotografía, nos lleva a tomar una decisión de compra

Un ejemplo que siempre doy, es el de la lata de arvejas: frente a una góndola de supermercado, al ver 2 latas prácticamente iguales, es más probable que nos decidamos por la que tiene una etiqueta bien impresa con una imagen más colorida, de arvejas redondas, perfectas, brillantes, que la que tiene una imagen pobre. La sensación es que el producto es de mejor calidad y más fresco cuando la fotografía está cuidada y estudiada.

Mirar a la competencia es importante, no para copiarse, sino para diferenciarse.

Así que si ves que tu competidor tiene más ventas o más seguidores, es hora de preguntarte si tu contenido visual te está alejando del mercado.

¿Aún creés que podés utilizar cualquier imagen para representar a tu empresa? Para impulsar de verdad tu negocio, ¡confía en profesionales y consigue resultados!

Para profundizar sobre cómo mejorar el contenido visual, en G2ROCKET podemos asesorarte o manejar tus campañas bajo las mejores prácticas, mientras vos pensás en tu negocio. Escribimos a contacto@g2rocket.com y juntos definiremos la mejor estrategia.

Notas Relacionadas